1 ene. 2011

Espera, aún la nave del olvido 
no ha partido no condenemos 
al naufragio lo vivido por 
nuestro ayer, por nuestro amor, 
yo te lo pido. Espera, aún me 
quedan en mis manos primaveras
 para colmarte de caricias todas 
nuevas que morirían en mis manos si te fueras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario